EL ALBERGUE

HISTORIA
DE LA ORDEN HOSPITALARIA

Nosotros

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios nació en Granada en 1539, luego que nuestro Padre Fundador, Juan de Dios, estableciera allí sus primeras casas de salud y hospitales dedicados a la atención de enfermos y pobres, financiadas exclusivamente con limosnas y donaciones. Desde ese momento, la iniciativa de Juan de Dios recibe el apoyo y seguimiento de multitud de personas, que contagiados por su espíritu de caridad colaboran en el desarrollo de esta obra de Dios, entre ellos quienes se consagraban a la asistencia de los enfermos, más tarde conocidos como los Hermanos de San Juan de Dios.

Esta fraternidad de hermanos fue aprobada en la Iglesia por el Papa Pío V en 1572 y reconocida posteriormente como Orden Hospitalaria de San Juan de Dios por el Papa Sixto V en 1586 y reconfirmada como tal en el siglo XVII por el Papa Paul V. En el siglo XVII comienza la expansión de la Orden hacia América; así nacen centros hospitalarios en Cuba, Cartagena de Indias, Perú, Venezuela, entre otros países.

Contribución

Nuestra acción se proyecta en Hospitales, Centros Asistenciales, Centros de Salud, Servicios Sociales y Comunidades de religiosos. Todos los Centros se caracterizan por su pluralidad y, sobre todo, por un compromiso social compartido con muchas otras instituciones de carácter público, eclesial o privado con las que existe una afinidad en la motivación y una visión compartida.

Esta predilección por las personas más vulnerables, sea a causa de su enfermedad o por su limitación de recursos, nos lleva a la puesta en marcha y desarrollo de programas internacionales de acción social y de salud.

Presencia
de la Orden

  • 50

    países

    En los que estamos presentes en los 5 continentes.

  • 400

    obras

    Apostólicas en las cuáles apoyamos a nivel mundial.

  • 45

    + mil

    Colaboradores profesionales con una vinculación laboral.

  • 20

    millones

    De beneficiarios asistidos a nivel mundial hasta el 2018.

  • 8

    mil

    Voluntarios junto a un ejército de bienhechores que nos dan su apoyo. Representamos a una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro del mundo.